Saltear al contenido principal
Buscando En El Baúl De Los Objetos Perdidos

Buscando en el baúl de los Objetos Perdidos

En Mail Boxes ETC El Prat trabajamos diariamente con miles de envíos que realizamos a todos los rincones del mundo. Suelen ser cargas de piezas, de documentación o de material ciertamente habitual. Pero a veces, nos llaman de hoteles y aeropuertos para entregar objetos olvidados y perdidos por clientes y usuarios. En Mail Boxes ETC El Prat nos convertimos en detectives y nos aseguramos que ese objeto olvidado o que hasta se creía perdido, llegue a su destino. Nos sumergimos en el baúl de los objetos perdidos y os presentamos el departamento de «Lost & Found».

Objetos perdidos

En Mail Boxes ETC El Prat realizamos un seguimiento constante de los envíos. Por ese motivo, nos cercioramos de que llegan a su destino. Eso es una premisa de nuestra empresa. Y hoy os vamos a explicar como trabaja el departamento de «Lost & Found». Este servicio se encarga de gestionar los envíos de objetos perdidos y olvidados.

¿Te has olvidado alguna cosa cuando estabas alojado en un hotel? ¿Perdías un vuelo y has descuidado alguna de tus pertenencias en el aeropuerto al tener que salir corriendo? Y pensarás entonces, ya está, seguro que no lo recupero. Pero te equivocas. Siempre y cuando alguien lo recoja y entregue (aún quedan almas piadosas) ese objeto seguirá un recorrido hasta volver a su destino.

Lost and Found

Gloria Sánchez es nuestra rastreadora de objetos perdidos. Gloria nos explica el protocolo que sigue para que el cliente recupere su objeto perdido. «Nos llaman desde un aeropuerto o un hotel para comunicarnos que un pasajero ha olvidado su mochila, maleta o cualquier objeto en sus instalaciones. Suelen olvidárselos después de pasar el escáner de la policía». Cuando el pasajero se percata del olvido, contacta con objetos perdidos. Ellos verifican que el objeto es de su propiedad, por ejemplo, solicitando contraseña, y a partir de ahí es cuando entramos nosotros. «El servicio de Lost & Found de nuestro centro es un valor añadido. Recibimos el producto, contactamos con el dueño, lo embalamos, etiquetamos y se lo enviamos» añade Gloria.

Lost and Found Mail Boxes ETC

Gloria Sanchez, de Lost and Found

Un día nos olvidaremos la cabeza

Claro está. Un departamento como el de Lost and Found se encuentra con situaciones inverosímiles y curiosas. Gloria Sánchez recuerda el caso del cliente que olvidó su dentadura postiza en un hotel. «Nos llamaron desde el hotel para que hiciéramos la recogida. Nos la dieron sin bolsa. Tal cual estaba en la habitación. El conductor aún hoy no olvida aquella situación. Eso sí, la dentadura llegó a su destino.»

Las maletas extraviadas u olvidadas son otras de las situaciones habituales con las que este departamento se encuentra. Recordamos una maleta extraviada que iba hacia Australia. Nuestra obligación como empresa es la de revisar el contenido para evitar problemas en las aduanas y las fronteras. Cuando abrimos la maleta, nos encontramos que estaba repleta de objetos eróticos y relacionados con técnicas sadomasoquistas.

En otra situación, un cliente olvidó su ordenador portátil en la cinta de un aeropuerto. «Nosotros debemos comprobar que es suyo. Total, que el ordenador no se encendía y no encontrábamos cargador. Tuvimos que ir a comprar uno, cargarlo en mi casa toda la noche, y al día siguiente poder comprobar que efectivamente era del cliente»

Los amigos bromistas

Luego también tenemos la situación en la que cumplimos con nuestro envío pero alguien nos trastoca los planes. Gloria rememora esa historia «en la que los amigos de la persona que había perdido la maleta, fueron los encargados de recibirla. Ni cortos ni perezosos, vaciaron su contenido original y la llenaron de preservativos. El afectado nos llamó, enfurecido, afirmándonos que esa no era su maleta. Después de todas las comprobaciones y de asegurarle que sí que era la suya, sus amigos confesaron la broma».

En Mail Boxes ETC El Prat, lo de cumplir con todo lo que nos propongan, lo hacemos.

Y es que no podemos acabar este texto sin la canción que a todos os ha venido a la mente 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba